Es la terapia de elección para la insuficiencia renal crónica y la única que le devuelve al paciente su calidad de vida sin diálisis. Se puede realizar de manera laparoscópica con excelentes resultados.

Todo paciente con insuficiencia renal debe, al menos inicialmente, ser evaluado por un urólogo de transplante en equipo con su nefrólogo para estudiar las opciones de transplante renal; actualmente la diálisis es el soporte transitorio mientras se brinda una solución definitiva.

Transplante Renal